El Lugar Perfecto Para Todos Aquellos Escritores de Fan Fics y Originales (Cuentos, Novelas, etc.) Que Deseen Dar a Conocer Sus Obras
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarseReproductor de Musica
¡Sean Bienvenidos Todos Nuestros Nuevos Autores y Lectores al "Pozo de los Versos Perdidos"!
¡Visiten La Pagina Oficial En Facebook!
¡No Olviden Invitar a Sus Amigos, Lectores y Autores Favoritos a Participar!

Comparte | 
 

 "Kohane"-originals

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
chicaotaku95
Nuevo


Cantidad de envíos : 1
Reputacion FanFiction : 0
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: "Kohane"-originals   Dom 17 Jul 2011, 00:15

Todos los humanos poseen alas, alas que fueron otorgadas por Dios, todas diferentes desde las más pequeñas hasta las más grandes, pero estas alas estan en peligro y es por ello que ocho angeles intentaran protegerlas a toda costa.

Kohane
Prólogo
Todos los humanos poseen alas, alas que fueron otorgadas por Dios, todas diferentes desde las más pequeñas hasta las más grandes, unas de colores brillantes y otras sin ningún color pero destellan cual estrellas de media noche. Cuando un alma parte del paraíso para cumplir con un objetivo en la tierra, se le otorga un par de alas y se le dan sus talentos para realizar dicha tarea, y como toda tarea a realizar conlleva un camino lleno de retos y dificultades; estas alas permitirán regresar al paraíso al terminar la “tarea”. A esto los humanos lo conocen como la vida y la muerte, este ciclo que es maravilloso al iniciar y triste al terminar.
Al inicio de la era de la pluma, el mundo estaba equilibrado entre las fuerzas del bien y del mal, los humanos, en su mayoría, tenían la habilidad de ver las alas de los otros y así se ayudaban unos a otros sin embargo con el pasar de los años, luego las décadas y al final los siglos el balance se ha perdido. La malicia, el orgullo, la pereza el egoísmo todas y cada una de ellas han dominado los corazones de los humanos y cada vez son menos los que son capaces de cumplir con su destino impuesto pierden sus alas para siempre y todas esas almas se pierden en el limbo entre la vida y la muerte, este limbo es conocido como el camino de Paiblus. Es por ello que Dios nos escogió a mí y a mis hermanos con la misión de encontrar y proteger a los últimos humanos capaces de ver las alas de los demás y ayudarlos a recuperar las alas de los que aun tienen una ultima oportunidad para así salvar sus almas y recuperar el equilibrio entre el bien y el mal; somos conocidos como los caballeros de Sebastián.
Sin embargo seguimos siendo seres fantásticos con habilidades pero también con debilidades hasta hace algunos siglos solo podíamos perder nuestras alas y poderes si cometíamos un pecado pero los caballeros de Sinamore crearon una droga para el alma que nos obliga a cometer pecado, uno de mis hermanos Jaén fue afectado por dicha droga y ahora se encuentra en el fondo de la prisión de Almoloyan; el ahora se encuentra ahí, mientras nosotros esperamos que algún día pueda salir de ahí pero como el Jaén que conocemos; de entre todos mis hermanos creo que yo soy el mas afectado por su condición (y como no hacerlo es mi hermano). Mi nombre es Joel y junto con mis hermanos Niah, Demil, Dyan, Lidia, Jaken y Phynian restauraremos la paz. Y yo tengo un objetivo más…


Capitulo 2: Joel
El ángel tras escuchar las palabras de Jr. detuvo el tiempo y decidió investigar sobre el asunto cosa que no seria difícil y así rápidamente tomo una pequeña tarjeta de crédito dorada que decía "god´s cash" paso su mano sobre ella y de ella se desprendió una luz blanca y se desplego una pantalla transparente con letras que decía "búsqueda" y dijo -Tamary Gonami- la pantalla empezó a expulsar datos e información de diferentes chicas o chicos Tamary no era un nombre común pero Gonami si lo era hasta que dijo -alto- estaba la foto de Tamary y bajo esta su información
Edad: 19
Madre: Keira Gonami (no se encuentra en la base de datos)
Padre: Lui Gonami (edad 43, trabajo propio con un pequeño restaurante familiar, soltero)
Biografía: Nació el 3 de enero de 1992. Actualmente vive en Estados unidos Washington D.C. estudia leyes...
Error: No se permite acceso a más información
-¿Qué? - exclamó
-jejeje se nota que padre no nos dejaría las cosas fáciles- dijo una figura que descendía del cielo con alas doradas-a pesar de ser superiores a los humanos no desea consentirnos demasiado-dijo una mujer de cabello negro con rayos dorados su nombre era Lidia
-hermana, ¿a qué te refieres con “somos seres superiores”? no somos muy diferentes a los humanos, nosotros también tenemos debilidades y defectos; en cambio nuestro padre es perfecto… realmente no se en que palabras ponerlo, lo único que se es que no quiero fallar con la tarea que nos dio por que si fallamos el se pondrá triste y lo ultimo que quiero es eso -dijo Joel
-Es verdad hermano, pero no deberías de preocuparte, conseguiremos cumplir esta tarea- decía mientras se peonia a su lado, observando su mano-recuerda que el igod solo es un almacenamiento de datos de la persona pero no contiene TODA-
-entonces de que nos sirve que lo tengamos-dijo un poco molesto y a la vez mientras guardaba y desechaba la tarjeta en el suelo
-lo sabrás con el tiempo así que consérvalo y no lo tires-dijo lo hermosa mujer mientras ponía la tarjeta de nuevo en sus manos-de todas maneras es ella ¿verdad?-
-si así es, el problema ahora es convencerla- Joel sabia que por lo que había argumentado la joven un tiempo atrás no seria ni fácil ni agradable contarle de esta lucha y mucho menos que aceptara la propuesta
-si es verdad pero no ganaras nada si no lo intentas- Lidia solo decidió darle una sonrisa burlona mientras tanto, se divirtió al ver la cara que puso su hermano ante su explicación. Después de todo él era muy impaciente.
Levanto la vista dirigiéndola a su hermana pronunciando lo siguiente-lo se no tienes por que sermonearme sobre eso, por cierto que hay de ti ¿has encontrado a alguno?-
-bueno la verdad…- Lidia de un momento a otro se puso muy colorada- es que no, no lo eh hecho, pero estoy segura de que lo encontrare- había un poco de nerviosismo-de cualquier forma será mejor que me vaya tengo que hablar con “Lyan”-
-pero que es eso ¿hermano fue?-dijo divertido, su hermano Demil no aceptaba su nombre por lo que constantemente se ponía apodos
-si debería comportarse ya no es un “barn” (termino que usaban para referirse a los ángeles cuando están entre los 500 y 1200 años)- A Lidia no le gustaba para nada la actitud de su hermano Demil ya que siempre se comporta de una manera muy infantil
-mándale mis saludos –
-Yo le digo, nos vemos hermano-
Y así partió y desapareció con ella el campo de tiempo detenido
-bueno creo que tengo que marcharme yo también, tengo una última clase por dar el día de hoy-y así se dirigió hacia el gran edificio de la universidad
Tamary y Jr. caminaron juntos a casa como siempre solían hacer, el atardecer ante sus ojos era muy hermoso, fue entonces que Jr. Decidió romper el silencio.
-Y bien ¿ya conociste al susodicho amigo de tu papá?-
- mmm… no aun no pero al parecer llegará el día de hoy- estaba aún pensativa por lo que ocurrió en clase
-repítemelo de nuevo ¿cómo es que tu padre conoció a ese hombre?- dijo Jr. Pues había notado que ella estaba algo distraída
- ¿eh? Otra vez- esta vez ya había despertado de su “letargo”
-si, si, si, si - insistió mientras movía su cabeza de arriba a bajo
- bueno , después de que mi padre y mi madre se casaran, mi padre construyo una bonita casa en la que vivirían, en el tiempo en que fue terminada la casa mi mamá ya tenia 5 meses de embarazo y mi padre no dejaba de presumir de lo orgullosos que estaba por ello; un día mamá fue atacada por dos hombres armados y un hombre acudió en su ayuda aún sabiendo que estaba en peligro su propia vida, pero no le importó solo actuó. Cuando mi madre le contó a mi padre dicha acción del hombre le invitaron a una cena para agradecerle su acto de valentía y él aceptó después de esa noche mi padre y mi madre formaron una fuerte amistad con él, incluso hasta ahora- ella se detuvo un momento y luego prosiguió- dime Jr. ¿Por qué razón te gusta tanto esta historia? No es nada fuera de este mundo-
Jr. Solo sonrió y después hablo- por que si ese hombre no hubiera salvado la vida de tu madre, tu no estarías aquí y… yo me hubiera sentido muy solo; es por eso que doy gracias de haberte conocido-
Jr. Siempre había actuado de una manera burlona o infantil y pocas veces dejaba ver su lado serió pero esta vez no había sido ninguno de ellos, esta vez había sido diferente, no hablaba burlonamente pero tampoco serio ¿será que realmente estaba feliz?
Al llegar a la casa de Tamary Jr. se despidió y continúo su camino a cas, que en realidad no duro mucho ya que vivía al lado de la casa de Tamary.


Capitulo 3: Junior

En la mañana siguiente Tamary se levanto muy temprano y se fue de casa, si le era posible, prefería mantenerse lejos de ese ángel para que el no influyera en su decisión pero las cosas no iban a salir tan bien como ella esperaba.
✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿° °ƸӜƷ° °✿.。.:*. ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿
Fue cuando escucho pasos detrás de ella y de repente un pequeño golpe en su espalda. Cuando se giro para mirar se encontró con Jr. con su mirada ingenua de siempre y con el venia su hermana Shania.
-Hola Tama, ¿qué haces levantándote tan temprano? ¿Qué tal te fue ayer con el amigo de tu papá? ¿Es apuesto? ¿Cómo se llama? ¿Sabes si tiene novia?...-Rápidamente Jr. Tapó la boca de su hermana con sus manos
-Hey detente Shania, no vez que aturdes a Tama con tus preguntas bobas-
-Pero qué estas diciendo no son bobas, de todas maneras tengo mucha curiosidad de saber, no tiene nada de malo- Shania estaba un poco avergonzada pero ella siempre había sido una chica muy curiosa, cuando se le metía una duda en la cabeza la única manera de sacarlo de su cabeza era resolver esa pregunta (eh de ahí la razón por la que era muy inteligente), pero sus métodos para investigar nunca fueron los mas convenientes ni prudentes. –Pero si de verdad te aturdí perdón-
- No te preocupes Shan- Tamary tuvo siempre a su lado a estos dos “peculiares” amigos a los cuales apreciaba tanto, y por tanto ya se había acostumbrado a sus personalidades tan desastrosas pero a la vez tan únicas
-Realmente no fue nada bien, pasaron un montón de cosas que por ahora me cuesta contárselas a ambos, pero ténganme paciencia y se los contare todo- les devolvió una cálida sonrisa con esto Shania dejo de preguntar y permaneció callada.
Eso no significaba que dejara de sentir curiosidad, de hecho se moría por saber, pero no había nada que pudiese hacer cuando Tamary se decidía a no hablar de ello no había nada en la faz de la tierra que pudiese cambiar este hecho, Aunque fuese por el momento, ella lo entendía y sabia muy bien que las cosas entre amigos nunca debían ser forzadas, después de todo a su tiempo le diría todo, solo tenia que ser paciente.
- ¿Y bueno por lo menos cuál su nombre?- esta vez fue Jr. el que decidió preguntar
-¡Es verdad!... no le pregunte- tanto Jr. y Shan quedaron impactados de que Tamary hubiese olvidado algo tan importante como preguntarle su nombre, después de todo, ese hombre se iba a quedar por un tiempo en su casa, era normal que le preguntase su nombre
-pero ¡¿Qué clase de persona eres?! ¡¿Cómo es posible que se te olvidara preguntar algo tan importante?!- Parecía como si la pequeña Shan estuviera a punto de arrancarse todo el cabello, era la primera vez que Tamary había olvidado un detalle como ese, tal vez era irrelevante, pero Tamary nunca dejaba pasar por alto los detalles grandes, y mucho menos los pequeños.
-¡No fue mi culpa él no se presentó!-
-bueno, bueno tranquilas las dos- esta vez Jr. tuvo que interrumpir antes de que las dos chiquillas empezaran a pelear- de todas maneras de verdad es algo inusual en ti… olvidar algo como eso-
-¡pues lo siento!- Tamary continuo avanzando, era verdad que era inusual en ella, tal vez su “descuido” se debía a lo que había pasado, ni siquiera ella estaba segura
Shania estaba a punto de apresurar su paso para alcanzar a Tamary pero sintió una mano que la jalo y fue a caer contra el suelo de sentón. Gimió de dolor ante eso y voltio a ver al dueño de la mano.
-Hermano… ¡pero qué te pasa, por qué hiciste eso! Tonto, tonto, tonto,…- se levanto para darle de golpecitos en el pecho de su hermano, como una niña que hacia una rabieta por no tener el juguete que deseaba en navidad
-Shan detente… creo que por ahora es mejor dejar sola a Tamary- los ojos de la pequeña fueron a posar sobre la mirada tan seria de su hermano- necesita, tiempo a solas, cuando nos necesite estaremos para ella-
-cierto- lentamente bajo sus manos y voltio a ver la dirección en la que iba Tamary –me pregunto ¿qué habrá pasado?-
✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿° °ƸӜƷ° °✿.。.:*. ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿
Tamary iba tan perturbada por su pequeña charla con sus amigos y por lo que había pasado en la noche anterior y entonces escucho una voz, que para su parecer era clasificada como la voz más molesta del mundo
-huy pelear de buena mañana, eso no es muy bueno de tu parte-
-esa voz, la reconocería donde fuera- sus sospechas eran ciertas, Joel su nuevo profesor, con el que tuvo una “conversación” no muy agradable el día anterior- Profesor, pero ¿qué hace aquí?-
-Pues realmente nada en particular, solo doy una caminata matutina antes de ir a trabajar- le dio una pequeña sonrisa- sospechaba que intentarías escapar para evitar cualquier contacto conmigo, pero vaya si que he tenido razón, eso no es muy amable de tu parte-
-Espere un momento…- evidentemente el ángel y su profesor eran la misma entidad pero tardo un poco en digerir la información que llegaba a su cabeza
-tres, dos, uno- pronuncio Joel mientras tapaba sus oídos para lo peor
-¡QUË! ¡USTED! ¡USTED ES EL ANGEL; POR QUË NO ME LO DIJO!-
-Ya te lo dije, no me habrías creído ¿qué acaso no prestaste atención cuando te lo dije ayer?, que decepción- Joel se estaba divirtiendo haciéndole esta pequeña broma-
- ¡No me refiero a eso! ¡Podías haberlo mencionado después de la conversación!-
-oh pero ¿cómo se suponía que te lo dijera, si en cuanto terminamos la conversación te encerraste en tu cuarto toda la tarde?-
Evidentemente, se estaba exasperando muy rápidamente, ante la actitud engreída de Joel; pero, para su desgracia, sabia que tenia razón.
-De todas maneras, con lo que respecta a mi decisión, te la daré a conocer en 7 días ¿no?, por lo tanto déjame en paz-
- Pero como serás capaz de decidir, si ni siquiera sabes qué es lo que tendrás que hacer, la razón por la que luchamos, y esas cosas- esta vez él estaba muy serio- podrías escucharme por lo menos-
-Bien, lo que tu digas-
Los dos fueron a sentarse a una pequeña banca que había y así el comenzó a contarle.
-Como sabes, en el mundo existe el bien y el mal, y siempre habían vivido en equilibrio, pero ese equilibrio se ha perdido, mis hermanos y yo tratamos de encontrar personas como tu que nos ayuden a regresar la luz a los corazones de las personas, incluso tu puedes darte de cuenta de que tan mal esta cayendo este mundo, muertes, asesinatos, suicidios, embarazos interrumpidos, lujuria, pereza, la envidia, traición y la lista continua; la fe en el corazón de las personas se esta perdiendo, como ya había ocurrido una vez. Es por ello que se nos otorgo esta tarea, entre ángeles y humanos podremos recuperar el equilibrio, es por ello que necesitamos personas como tú, que aun pueden creer en que habrá un buen día mañana incluso si se ve nublado.-
Tamary se quedo pensativa, él ángel tenia razón en lo que decía, pero ¿realmente ella tenia el poder para salvar a las personas, y traerles la luz a sus corazones?
-El resto lo decides tú- y así Joel se levanto y dejo atrás a Tamary con sus pensamientos a flote.
✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿° °ƸӜƷ° °✿.。.:*. ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿.。.:* . ✿
Tamary pasó 3 días en que debía hacer, pronto tendría que elegir y tenia miedo de cometer el error mas grande de su vida, sin embargo a su mismo tiempo Joel se la había pasado echándole indirectas muy directas las cuales no hacían más que alterar sus nervios aún más.
Pero no se imaginaba que su decisión se vería apresurada antes, de lo que planeaba. Al cuarto día, repentinamente las cosas, cambiaron.
-Tamary, Junior esta en la puerta- era la voz de su padre que le comunicaba la noticia
- ¿Junior?-
Tamary abrió la puerta y pudo notar una triste figura que estaba sentado al pie del portón de la casa
-Shania esta muerta- la voz del joven resonaba como una canción sin melodía
-¿qué? ¿Pero cómo?-
-mis padres me pidieron hacer un depósito en el banco pero tenia cosas que hacer así que le pedí… a Shan que lo hiciera por mí, el banco fue asaltado por unos ladrones y Shania resulto herida por una bala, la llevaron al hospital pero fue demasiado tarde esta muerta… Tam yo la… ¿mate?-
-Pero que locuras dices, no es tu culpa… es verdad que ella fue al banco por que tu se lo pediste pero fue algo que no se pudo evitar, no había forma en que pudieras saber que ella iba a estar en peligro-
Sin embargo junior no dijo nada mas, se levanto y desapareció de la vista de Tam. De pronto se encontraba Joel detrás de ella
-Ese chico…. Ya perdió su sentido de vida, probablemente esta pensando en el suicidio-
Sus palabras retumbaron fuertemente en la cabeza de Tamary.
-Pero qué estas diciendo-
-Puedo ver las alas de su alma, se han teñido de negro, si quieres salvar su vida será mejor que nos apresuremos-
Y así los dos salieron de la casa.


Capítulo 4: Lidia
Ya era tarde, el sol se escondió y solo la luz de los postes de las calles alumbraba en la total oscuridad, de la cual emergían dos figuras que corrían en busca de un joven.
-no puede ser, le perdí de vista- fueron las palabras que pronunció el hombre que acompañaba a la joven cerca de él.
-Dime Joel, ¿Cómo sabes que realmente piensa eso? ¿No estarás equivocado? Después de todo… él nunca haría algo tan cobarde como eso- Tamara seguía con la esperanza de que él se equivocara, a pesar de que ella también había visto como las alas de Jr. Se teñían de negro
-Ya te lo he dicho, vi sus alas teñirse de negro, tú también las viste ¿no?- Hizo una pausa en busca del camino que el joven había tomado y continuo corriendo con la chica siguiéndole por atrás -cuando las alas se vuelven negras dejan escapar una esencia cautivadora para las voces-
-¿Las voces?- Tam se detuvo, obviamente no iba a continuar hasta que se explicara mejor
-son criaturas que se pegan a las alas como sanguijuelas; solo que son más grandes, con pequeñas plumas negras y cafés que recorren todo su cuerpo; éstas se comen las alas y mientras lo hacen, la persona escucha voces que le dicen que termine con su vida inútil y bueno obviamente terminan muertos- se detuvo un instante hasta que la joven pudiera entender sus palabras o mejor dicho hasta que fuera capaz de captar lo que trataba de decirle, se acercó a ella y le dijo - así que si no quieres que tu amigo termine igual será mejor continuar con su búsqueda, ¿tienes algo que le pertenezca? O ¿algo que él te haya obsequiado?-
Sin perder el tiempo Tamary se quitó una pulsera que le había regalado junior y se la entregó a Joel para después preguntarle
-Para qué lo quieres-
-Tranquila te lo devolveré, lo utilizare para localizarlo; sabias que las cosas u objetos que tenemos y damos obtienen la esencia de los individuos que le tocan, desde él que creo hasta el que la tiene en su posición, utilizare la esencia de tu amigo para localizarlo-
-espera, pero si has dicho que captura cada mano por la que pasa, ¿Cómo sabrás si es la esencia de él y no la de otra persona?-
-Con esto- Joel saco un pequeño frasco con un líquido de color azul, y así puso una gota en el brazalete, pronto de él broto una esencia verde que se transformó en un ave-solo tengo que tener en mente a la persona que estoy buscando en mi cabeza, ahora tenemos que seguirlo, para encontrar a tu amigo-
Los dos siguieron al ave lo más rápido que sus piernas les permitían. Así llegaron a una construcción, y notaron una figura que estaba parada en lo más alto del edificio, Tamary se apresuró y subió las escaleras como si su propia vida dependiera de ello, a pesar del dolor punzante en sus piernas, y así llegaron para contemplar como en la espalda del joven las voces empezaban a acecharlo y consumir sus alas. Joel se transformó y obtuvo su forma angelical, y con ello convocó su arco y su flecha, volteo a ver a Tamary para darle “instrucciones”.
-Escucha, si yo le disparo sin más con mi flecha podría llegar a morir en el peor de los casos, tienes que hacer que esa nube de confusión desaparezca, que recupere el color de sus alas, para que debilite el poder de esas cosas y así yo pueda hacerlas desaparecer-
-Entiendo- Tamary lentamente se acercó a su amigo –Junior detente, no sabes lo que haces. Entiendo tu sufrimiento por la pérdida de tu hermana pero… No fue tu culpa-
El joven se dio la vuelta y se enfrentó a esos ojos carmesí con su mirada vacía
-Tamary… ¿pero qué estás diciendo? Tú no sabes nada…- y antes de que él pudiera continuar ella lo interrumpió
-Es verdad, no sé nada, pero si no me lo dices, como esperas que yo no sepa; date cuenta, estoy aquí para frente a ti porque no quiero perderte, no quiero perder a otro amigo… crees que eres el único que sufre por esto, yo también me culpo por su muerte-
-¿De qué estás hablando?-
-Yo me la encontré cuando se dirigía hacia al banco y me pidió que la acompañara pero… le dije que no podía, tal vez si yo hubiera ido hubiera podido evitar que la lastimaran-
-Pero que estás diciendo, Tam, no fue tu culpa, incluso si hubieras ido, tal vez tu no hubieras podido hacer nada por ella, no había nada que pudieras hacer para evitarlo, solo…-
- Pedazo de bobo, lo mismo te digo a ti ¡Junior!- la mirada que Tamary tenía en sus ojos era de determinación, sin vacilaciones, Joel se quedó admirado por ellos- mírate en el espejo, tu tampoco podías evitar que esto pasara, nadie sabe lo que nos depara el futuro por eso deja de pensar que tuviste la culpa, ¡No dejes que otros te culpen!... cuando tú no hiciste nada malo-
Fue entonces cuando recordó, la voz de sus padres que le reclamaban el hecho de que había sido su culpa que ella muriera; con las voces de Tamary sus alas se llenaron de una luz cálida y hermosa y las voces empezaron a alejarse y así rápidamente Joel atravesó a las alimañas con su flecha y éstas se desvanecieron como polvo en el aire.
Tamary observo y entonces Junior corrió hacia Tamy, sin embargo no fue un encuentro muy “conmovedor” pues lo recibió con un golpe en su cabeza, a lo cual él dio un grito de dolor.
-¿Por qué hiciste eso?-
-¡Pero en que estabas pensando! Cabeza de jitomate, yo estaba realmente preocupada por ti- toda esa furia pronto desapareció para dejar escapar entre lágrimas de luz –No me dejes… como lo hizo ella…-
-Lo siento, no fue mi intención- Y así puso su mano sobre la cabeza de ella y después la abrazo para darle un consuelo
Y así como lo hacían cada día juntos fueron hasta sus hogares (con un hombre que solo observaba desde la distancia).
Cuando los dos llegaron a sus casas (puesto que estaban juntas), Jun se despidió y dejo a la chica en el portón de su casa. Tamary aún tenía una mirada de preocupación, era tan obvia así que decidió preguntarle.
-¿Sigues preocupada por él?-
-Por supuesto, que tal si vuelve a caer en una crisis o algo- Tamary sabía muy bien que los padres de Junior le consideraban “una molestia”, por lo que no dejarían de reclamarle y echarle en cara que todo había sido culpa suya y tenía miedo que se volviera a repetir lo de hace unas horas atrás.
-No te preocupes, ya no lo hará… ahora él tiene su razón para vivir- Joel podía ser molesto en algunas ocasiones, pero después de todo tal vez no lo es, al menos eso pensó, Tamary.
- ¿y sabes cuál es?-
-por supuesto, pero no te lo diré- O tal vez si lo era – si quieres saber pregúntale a él- y así cruzo sus brazos dando a entender que no hablaría más sobre el tema.
Y una vez más la joven se sentía enojada con él. No soportaba que él tuviera ese tipo de actitud pero tal vez, después de todo era parte de su actitud, al fin y al cabo los ángeles no eran perfectos al igual que los humanos. Aunque seguía siendo tan solo una teoría, pero al juzgar a Joel se dio cuenta que la posibilidad de que su teoría era cierta aumentaba.
-Entonces me voy a dormir- ya se dirigía a dentro de su casa pero se detuvo y volteó a ver al ángel- por cierto ya no necesito más días para pensarlo, ya lo decidí te ayudare-
La actitud de la joven atrajo su atención y le dio una mirada inquisitiva.
-¿y ese repentino cambio?-
-Es solo que estuve pensando que decidí hacerme abogada para ayudar a las personas, pero… si hay algo que pueda hacer por ellas desde ahora, quiero hacerlo- esos mismos ojos de determinación que había observado durante su pequeña riña con las voces, apareció una vez más frente a él, se dio cuenta de que cuando ella decidía algo, lo haría realidad incluso si todo el mundo estuviera en contra, esa era una de las razones por las que él se había dado cuenta que ella era uno de los humanos que podrían ayudarle.
–Por supuesto, lo que usted diga- y así él le regalo una sonrisa de satisfacción, las cosas fueron a su favor esta vez pero al parecer no fue la única persona beneficiada por el acto de esta noche.
La chica se adentró en su casa para finalmente ir a descansar, un largo día por fin había terminado. Mientras tanto una figura los había estado observando todo el tiempo, Lidia.
-Vaya parece que por fin ha aceptado- la mujer pronto se apareció frente a su hermano
- si así es, pero dejando eso de lado, ¿qué haces aquí? No se supone que estabas buscando a tu humano- a Joel no le gustaba demasiado tener a la gente sobre él, vigilándolo como si fuera a hacer algo inadecuado.
-Tranquilo hermanito, que ya le he encontrado- y así dio una mirada hacia la casa que estaba justo al lado de la de Tamary
-¿eh? ¿Ese chico?, vaya quien lo diría, encontramos dos diamantes en bruto tan cerca el uno del otro-
- Bueno después de todo, viste el resplandor de sus alas ¿no?, además su objetivo es una razón más por la que es uno de ellos-
-Porque él desea protegerla, ya que no pudo “proteger” a su hermana, protegerá a Tamary ¿no?-
-sí, así es, y que mejor manera de protegerla que uniéndosenos, después de todo las cosas no serán nada fáciles a partir de ahora- Ludia estaba indecisa sobre decirle a su hermano algo importante pero se armo de valor y decidió que era mejor que lo supiera –Escucha hermano, al parecer Almoloyan ha sido atacado y entre los que escaparon… pues esta… Jaén- Los ojos de Joel se abrieron de par en par, no podía creer que esto estuviera ocurriendo y así continuo Lidia con lo que le preocupaba- crees acaso, que el haya ido en busca de su…- pero antes de que pudiese continuar Joel la interrumpió.
-Tal vez, de todas maneras, ¿ya han tomado medidas para encontrarle?-
-Si, Nariel lo está buscando con la ayuda de los Loyan. Se que quisieras ir tu mismo en busca de Jaén pero por ahora debes quedarte aquí y entrenar a tu aprendiz, tiene mas prioridad, Jaén tarde o temprano regresara a nosotros- Nariel estaba encargado de la seguridad de Almoloya, era un ángel bastante audaz e inteligente, además de que conocía los lugares perfectos donde cualquier prófugo se ocultaría, sería cuestión de tiempo que le encontraran, eso fue lo que calmo la ansiedad de Joel, si s e trataba de Nariel todo estaría bien.
-Lo se y por ahora será mejor que tu también entrenes al tuyo hermanita- en ese momento le dio una murada de “más te vale que lo hagas y pronto” lo cual hizo que ella se enfadara un poco.
-Ya lo sé, tranquilo- Fue entonces que le dio la espalda y comenzó a alejarse de aquella casa -Bueno entonces me retiro-
Joel fue a descansar un poco antes de que la noche terminara, el siguiente día sería realmente agotador.
Tamary tan pronto como se recostó en su cama, cayo dormida en un profundo sueño, en él se encontraba vestida como una princesa, con el típico vestido rosa voluminoso y una corona de oro acompañado con unos cuantos accesorios de gemas brillantes. El castillo era de un color rojo cristalino, ella se encontraba parada en la habitación principal del castillo y en el centro de él había un huevo que irradiaba una luz cálida, era del tamaño de su puño, se preguntó qué seria así que se acercó para tomarlo y cuando lo toco, el huevo se rompió liberando una flor blanca, sus pétalos estaban cerrados y justo cuando estaba a punto de florecer, ella despertó de su sueño. Y cuando se dio cuenta el huevo estaba posado justo sobre su mano. Se sorprendió de encontrarse con aquel objeto, pero por qué razón estaba ahí.
-Tal vez Joel sepa de qué se trata todo esto- y así rápidamente se levantó de su cama y se cambió lo más rápido que pudo.
Al bajar las escaleras, se encontró con Joel y le extendió su mano enseñándole el huevo. Sin embargo no se sorprendió, lo que significaba que él sabía lo que era.
-¿qué con él? ¿Quieres que me lo coma?- y así le dio una amplia sonrisa de burla
-No te hagas el chistosito, ¿Qué significa esto? explícate –
-entonces primero toma asiento- A regañadientes hiso caso de lo que le pidió- bueno veras ese es un talento que yo te estoy entregando- pero antes de que pudiera continuar la chica lo interrumpió
-¿Qué clase de talento es este?-
-¿Recuerdas que estabas preocupada por ese niño? Pues bien estuve pensando y decidí darte este poder para que las personas a las que has ayudado una vez no vuelvan a caer tan fácilmente- Tamary se quedó boquiabierta, si este poder serviría para ayudar a Jr. entonces no sería tan malo- te explicare en qué consiste, después de haber ayudado a una persona un huevo se creara durante tu duermes, la naturaleza de tu sueño será la que le dará vida al huevo y este solo podrá romperse al entrar en contacto con la persona a la que salvaste, este pequeño animalito solo lo verán tú y esa persona, ya que representa el vínculo entre ustedes, el animalito no desaparecerá hasta el momento en que ya no lo necesiten, es decir que tengan la fuerza suficiente como para levantarse por sí mismos-
-Eso significa que tú tampoco podrás verlo- eso hizo feliz a Tamary, era como tener un secreto que él no conocería.
- Pero te advierto que también tiene sus repercusiones, si el huevo se rompe, entonces la unión que tenías con esa persona no volverá a ser la misma, incluso en el peor de los casos se volverían enemigos, así que tienes que ser cuidadosa-
Tamary tendría que ser cuidadosa, ya que ella no querría arruinar para siempre su amistad con Jr. y más después de lo ocurrido. Decidió que mientras más pronto entregara le entregara el huevo mejor serían las cosas así que fue a buscar a su amigo para entregarle el huevo. Pero había un problema en camino.
Tamary esperaba a que saliera alguien para abrirle la puerta, la sirvienta de la casa fue la que abrió, y le contó a Tamary que su amigo se había ido con su familia a enterrar a su hermana en el pueblo que tanto le gustaba a ella, por lo que regresarían en tres o cuatro días, parece que los problemas de ahora en adelante irían en aumento.
Continuara…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
"Kohane"-originals
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Pozo De Los Versos Perdidos :: |╬|☾Pozo FanFiction☾|╬| :: Otros Fan Fics-
Cambiar a: